El Club de la Milanesa

Rosales 239 , Ramos Mejía (ver mapa)

4464-1300

Reseña

El Club de la Milanesa es una cadena de restaurantes que se extiende por Buenos Aires, Córdoba, Mendoza y Rosario. Su especialidad son las milanesas (de carne, pollo, soja) y las diversas combinaciones con otros ingredientes que estas ofrecen (crema, panceta, morrones y demás), además del acompañamiento a elección (se sugiere probar las papas rústicas). El menú ofrece otros platos de comida variada, aunque no son tan famosos como el que da el nombre a la casa. Además, las porciones son abundantes y pueden ser compartidas. Por otro lado, el estilo del restaurante es más bien rústico y familiar. Se recomiende reservar o llegar con anticipación.

Horario

  • Hoy 09:00 a 01:00
  • Domingo: 09:00 a 01:00
  • Lunes: 09:00 a 01:00
  • Martes: 09:00 a 01:00
  • Miercoles: 09:00 a 01:00
  • Jueves: 09:00 a 01:00
  • Viernes: 09:00 a 01:00
  • Sabado: 09:00 a 01:00

Medios de pago

  • Visa

Ubicación

Espacio publicitario: Restaurantes similares destacados
Italiana
Riobamba 1046
     Recoleta
$$$$ ($301 a $450)
China
Jorge San Pellerano 726
     Adrogué
$$$$ (Más de $451 )
Italiana
Av. del Libertador 14621
     Acassuso
$$$$ ($301 a $450)

Aquí Encontrarás…

Club La Nación

Club La Nación

Club La Nación

Características

5  Usuarios de la comunidad opinaron

Dejanos tu opinión

carlitosr

1 carlitosr

Comida
Regular
Servicio
Bueno
Ambiente
Regular
hace 7 meses

Realmente no se como hacen para tener el local lleno y gente esperando. La comida deja mucho que desear y del servicio ni hablemos. Se comen mejores milangas en cualquier piringundin de la la calle. Caro.

0
Responder Reportar

Igan

1 Igan

Comida
Regular
Servicio
Bueno
Ambiente
Regular
hace 7 meses

Cuando me fui de este lugar, me recrimine haber esperado 45 minutos una mesa. La espera no valió la pena en absoluto. Milanesas grasosas y carne de calidad dudable, mala atención un una mala relación precio - producto. Debut y despedida.

0
Responder Reportar

nicogitel87

2 nicogitel87

Comida
Regular
Servicio
Regular
Ambiente
Regular
hace 11 meses

Llamé al Local de Ramos Mejía para realizar una reserva, me dijeron que en ese momento no estaban haciendo reservas que si iba directamente iba a conseguir lugar sin problemas. Me traslado al locado ubicado en la calle Rosales, me reciben y me dicen que tenia que esperar 40 minutos QUE TODAS LAS RESERVAS ESTABAN TOMADAS (NO HABÍAN TOMADO MI RESERVA POR TELÉFONO PORQUE NO ERA NECESARIO), cuando claramente el restaurant estaba semi vacio. UNA VERGÜENZA el trato.

0
Responder Reportar

cocolhe13

0 cocolhe13

Comida
Muy bueno
Servicio
Bueno
Ambiente
Regular
hace 1 año

Fuimos en grupo y para poder entrar tuvimos una hora de espera, ya que habían "perdido" nuestra reserva. La atención es mala, tardan en atenderte y no te traen lo que les pedís. Estuvimos esperando por un agua como media hora. La comida es rica pero un poco cara a comparación.

0
Responder Reportar

linle

0 linle

Comida
Regular
Servicio
Bueno
Ambiente
Regular
hace 1 año

Pésima atención. Mucha demora.La comida bastante mediocre, regular.
Los mozos no prestan atención.
Toman pedidos que nunca entregan: Después de cenar, pedimos postre y luego de 35 minutos de esperarlo, nos levantamos y lo cancelamos pagando en la caja para no esperar media hora más, ya que los mozos no se ocupan de las mesas que tienen asignadas.
No lo recomiendo para nada. No volveré.
Fui varias veces y es evidente que no les interesa hacer que la gente se sienta a gusto.

0
Responder Reportar

Oleo dixit

29/09/2016

Las empanadas del mundo

¿Qué dirías si te contáramos que los argentinos no inventamos las empanadas? Conocé las versiones de este alimento antiquísimo que, si bien es herencia española, se prepara en muchas culturas diferentes y lejanas.

+
29/09/2016

¿El mal cliente puede atraer al mal servicio?

Alejandro Maglione nos trae una curiosa mirada sobre el servicio de mesa al momento de ser atendidos en un restaurante.

+
29/09/2016

¿Te animás a cultivar tus propios alimentos?

Se acerca la primavera, el calorcito invade la ciudad, y empezamos a fantasear con estar al aire libre y en contacto con la naturaleza. ¿Y si tuvieras tus propios cultivos en el balcón, terraza o jardín?

+